You are here

El taller de fundición

La producción de acero es un proceso continuo. El taller de fundición es un ambiente peligroso con calor extremo, polvos asfixiantes, metal caliente y llamas vivas. Las grúas para talleres de fundición deben ser capaces de levantar y transportar recipientes con metal líquido de manera segura. 

Haciendo acero fundido

Los ingredientes para producir acero provienen de dos fuentes principales, las materias primas y la chatarra. Debido a que estas son sustancias diferentes, son tratadas por separado. El mineral de hierro y el carbón coquificado se combinan en un proceso de reducción directa para producir hierro metálico sólido. Una grúa de cuchara de colada eleva el hierro fundido para mezclarlo con la chatarra y producir acero fundido.

La chatarra proveniente del patio de chatarra se introduce en el horno con una grúa de carga. El polipasto principal levanta la cubeta hasta el horno para fundirlo. Un polipasto auxiliar en la grúa abre y cierra la cubeta durante la carga. Dependiendo de las instalaciones, se puede usar un horno de oxígeno básico o un horno de arco eléctrico. En una acería de gran tamaño, la chatarra se añade al hierro, pero en una acería pequeña, la chatarra probablemente sea la única fuente de metal líquido.

La colada toma forma

Desde los altos hornos en el proceso de creación de acero, una grúa de vaciado ayuda a mezclar el metal fundido en proporciones adecuadas. Una vez que la mezcla es correcta, se le da forma al acero fundido. Usualmente, se usan grúas de artesa en el mantenimiento y manejo de la colada.

Grúas multiproceso

Las grúas de carga, grúas de cuchara de colada, grúas de vaciado y grúas de artesa de colada son todas muy similares, y se pueden definir de acuerdo con su ubicación y función en la planta. Usualmente, estas son grúas equipadas con aditamentos especiales para levantar cucharas gigantes que contienen metal líquido. Frecuentemente estas llevan a cabo más de una función y son usadas como respaldo una de la otra. Se pueden juntar polipastos auxiliares para desempeñar funciones de carga de chatarra y de mantenimiento, como limpiar las cucharas vacías o levantar la cubierta del horno.  

Listo para el reto

Todas las grúas Konecranes para el manejo de metales calientes están diseñadas específicamente para los retos únicos que este ambiente presenta. Coeficientes de trabajo mayores, un reductor diferencial, redundancia en todos los sistemas críticos, un freno de respaldo en el tambor de cable, y limitadores de movimiento son solo algunas de las tecnologías que empleamos. La automatización de movimientos repetitivos y una cabina ergonómica con aire acondicionado mantienen al conductor cómodo y con capacidad para concentrarse en la tarea que está desempeñando.

Mantenga su grúa en buen estado

Para ayudar a que las grúas duren, las áreas expuestas están protegidas contra el calor y el polvo. Nuestras grúas pueden estar equipadas con monitoreo remoto, de manera que usted pueda seguir las estadísticas de operación de la grúa a lo largo de su ciclo de vida útil. El mantenimiento de rutina ayuda a prevenir fallas inesperadas, minimizar el tiempo de inactividad y maximizar la productividad de la grúa.