You are here

Las grúas automatizadas trabajan a toda hora para mantener las luces encendidas

Fortum, Central eléctrica de ciclo combinado, Kláipeda, Lituania

Fundada en 1998, Fortum es una empresa energética finlandesa que opera centrales eléctricas en Polonia y Rusia. Además de generar electricidad y calor, la empresa también ofrece una gran variedad de servicios y productos relacionados con la energía. Con operaciones que incluyen la generación hidroeléctrica y la generación de energía a partir de residuos, la empresa se enfoca principalmente en soluciones sustentables.

Cubriendo las demandas de producción energética continua

Kláipeda, la tercera ciudad más grande de Lituania, tiene uno de los pocos puertos libres de hielo del norte de Europa, siendo fundamental para el transporte y el comercio de la región. La ciudad eligió a Fortum para construir una nueva central eléctrica para ayudar a manejar los residuos y proveer electricidad. Una central de ciclo combinado (CHP, por sus siglas en inglés) procesaría biomasa con balance neutro de CO2 mezclada con residuos municipales e industriales para producir combustible.

La planta necesitaba grúas para transferir los residuos transportados en camiones desde el gran búnker de almacenamiento hasta el incinerador adjunto. Las grúas, un elemento clave de la operación de la planta, tenían que trabajar las 24 horas del día, siete días a la semana. Si estas se detenían por algún tiempo, el combustible no llegaría al calentador, apagando las turbinas que producían el esencial producto de la planta: calor y electricidad.

Grúas automatizadas con capacidades de monitoreo remoto

Konecranes participó en la construcción de la central eléctrica desde las primeras etapas de planificación; dos grúas con cuchara trabajando juntas fueron suficientes para cubrir toda el área del enorme búnker de residuos. Los controles de las grúas estaban completamente automatizados y equipados con tecnología de monitoreo remoto.

Reduciendo los residuos y las emisiones

Inaugurada por presidentes de Lituania y Finlandia en 2013, la central produce alrededor de 140 GWh de electricidad para la red eléctrica lituana y 400 GWh de calor al año, es decir, el 40 por ciento de la calefacción del distrito de Kláipeda. El uso de tantos residuos para generar energía ha reducido de manera significativa los vertederos y las emisiones de CO2 han disminuido a 96,000 toneladas al año.

Klaudijus Zilinskas, Director de Operaciones de Fortum, quedó muy satisfecho con el rápido y eficiente soporte post-venta de Konecranes. Con el monitoreo remoto, los técnicos de Konecranes rara vez necesitan estar en el sitio de Fortum en Kláipeda, excepto para atender llamadas de servicio programado y mantenimiento preventivo. Las dos grúas con cuchara automatizadas de Konecranes han demostrado su capacidad para manejar su pesado ritmo de trabajo continuo en el enorme búnker para residuos.