You are here

Internet industrial

En Konecranes soñamos con fabricar máquinas inteligentes que sean conocedoras de su estado, para conectarlas en red y así crear visibilidad en tiempo real para mejorar la seguridad y la productividad.

La cuarta revolución industrial: Internet industrial

En el corazón de la Internet industrial se hallan una serie de sensores que recopilan datos y los analizar con fines concretos. De esta forma, se puede lograr una eficiencia que era inimaginable hasta hace muy poco.

A lo largo de la historia, la productividad ha aumentado a pasos muy pequeños y las mejoras del nivel de vida también han sido muy lentas. La revolución industrial se inició hace unos 200 años con la introducción de la producción mecánica. La fuerza bruta, tanto humana como animal, se sustituyó por la potencia mecánica. La segunda revolución industrial comenzó en 1870, con la puesta en marcha de la primera cinta transportadora en una planta de procesamiento de carne en Cincinnati, Ohio (Estados Unidos). Ese fue el origen de la producción en cadena, en la que el trabajo es un esfuerzo compartido con la ayuda de la electricidad. La automatización de los procesos productivos comenzó a mediados de los años 70. En la actualidad, el mundo está entrando en una nueva era con el advenimiento de la Internet industrial, que algunos estudiosos denominan la cuarta revolución industrial o Industria 4.0.

El concepto de Internet industrial hace referencia a la integración de las máquinas con sensores y software en red. No conlleva solo una transformación completa de la industria global, sino que afecta también a numerosos aspectos de la vida cotidiana, incluida la forma en que muchos de nosotros trabajamos. La Internet industrial aumentará la velocidad y la eficiencia de un gran número de sectores: aviación, ferrocarriles, electricidad, gas y petróleo, sanidad, etc. Parece garantizar incluso un mayor crecimiento económico, más empleo y de mejor calidad y un mejor nivel de vida, con independencia de la ubicación geográfica.

Las tres dimensiones de la Internet industrial

En la Internet industrial se reúnen los avances de dos revoluciones anteriores: las máquinas, instalaciones, flotas y redes surgidas de la revolución industrial, y los avances en informática y sistemas de información y comunicación introducidos en la mucho más reciente revolución de Internet.

El corazón de la Internet industrial está formado por tres elementos
Máquinas inteligentes: con nuevos métodos de conexión de máquinas, instalaciones, flotas y redes a través de sensores, controles y aplicaciones de software muy sofisticados.
Análisis complejos: con el uso de elementos como análisis, algoritmos predictivos, automatización y conocimientos especializados en la ciencia de materiales y la ingeniería eléctrica para comprender el funcionamiento de máquinas y otros sistemas de mayor envergadura.
Personas en el lugar de trabajo: conectando a las personas en todo momento, estén donde estén: fábricas, oficinas, hospitales o durante desplazamientos. El objetivo es fomentar un diseño, unas operaciones y un mantenimiento más inteligentes, y generar un servicio de mayor calidad y seguridad.

La conexión de dispositivos inteligentes, instalaciones, flotas y redes con personas en el lugar de trabajo o de viaje, abre nuevas posibilidades en la optimización de procesos y la capacidad de aumentar la productividad y la eficiencia. Asimismo, modifica el equilibrio competitivo y fuerza a los demás agentes de la cadena productiva a adaptarse rápidamente si desean sobrevivir. El ritmo de este proceso es distinto en los distintos sectores, pero los efectos se dejarán sentir en toda la economía a medida que avance su adopción.

Industrial Internet Now: un foro en línea en torno a cómo Internet industrial cambiará el mundo de la manipulación de materiales.