You are here

Método de riesgo y recomendación

Nuestro enfoque en los programas de servicio de grúas

Gracias a una red global de técnicos locales especializados y al Método de riesgo y recomendación patentado, ofrecemos un enfoque de asesoramiento único en el mantenimiento de grúas.

Con el Método de riesgo y recomendación se revisa cada uno de los componentes para determinar el estado en que se encuentra. Se documenta cualquier deficiencia, infracción y fallo, al que se asigna un tipo de riesgo: De seguridad, de producción o indeterminado. Asimismo, se pueden identificar diversas oportunidades de mejora. Se determinan las actuaciones recomendadas, que analizamos con usted.

El tipo de riesgo más crítico, el riesgo de seguridad, indica la existencia de peligro o riesgo de lesiones. Cuando se detecta un riesgo de seguridad, los equipos representan un riesgo si no se reparan o vuelven a estar en un estado aceptable. Un riesgo de producción indica un riesgo de interrupción o pérdida de producción como consecuencia del posible fallo de un componente. Un riesgo indeterminado indica que el estado de un equipo no se pudo verificar mediante una revisión visual, en el ámbito de los servicios prestados, como consecuencia de algún impedimento o de la configuración del propio equipo. Si existe un riesgo indeterminado, se suele recomendar un examen más detallado del componente mediante un producto de los servicios de asesoramiento.

Con independencia del servicio que se realice, nuestras revisiones siempre parten del Método de riesgo y recomendación de Konecranes y de nuestro enfoque de asesoramiento. Así podemos ofrecerle propuestas de actuación y seguridad documentadas.